Slider

Explorando la relación entre la neurociencia y el diseño en la arquitectura moderna – Neuroarquitectura

La respuesta humana a la arquitectura generalmente se basa en emociones subjetivas: me gusta ese edificio, odio este espacio; Esta sala es muy abierta, esta oficina es opresiva. Pero algo más matizado está sucediendo para obtener estas respuestas. Los neurocientíficos han descubierto que procesos distintivos ocurren en nuestros cerebros, consciente y subconsciente, cognitiva y fisiológicamente, desde el momento en que entramos en un espacio. Estos procesos afectan nuestras emociones, nuestra salud e incluso el desarrollo de la memoria. La neuroarquitectura es una disciplina que busca explorar la relación entre: la neurociencia, el diseño arquitectónico y otras estructuras hechas por el hombre, que conforman el entorno creado artificialmente, en el que viven la mayoría de los seres humanos. La neuroarquitectura aborda el nivel de respuesta humana a las partes que conforman este tipo de espacios. Se basa en la premisa de que el elemento artificial agregado por el ser humano tiene un impacto significativo en la función del cerebro y el sistema nervioso. Teniendo esto en cuenta, elaboramos todos nuestros planos de casas. Los elementos construidos humanamente influyen en la función del sistema nervioso y la actividad cerebral como resultado de la estimulación de los sentidos. En algunos casos, el impacto puede ser beneficioso, mientras que en otras situaciones la forma y la estructura de algunas viviendas pueden crear una reacción negativa en algún nivel.
Nuestro estado fisiológico tiene un gran impacto en nuestra salud, por lo que teniendo en cuenta que muchas personas pasan el 90 por ciento de su tiempo en interiores, las casas, los lugares de trabajo y los edificios “saludables” son fundamentales para nuestro bienestar.
Último artículo en El País Retina”

Antonio Ruiz

Neuro_Marketing y Experiencia de cliente

Scroll Up